viernes, 11 de septiembre de 2015

Pequeños consejos para grandes tesoros

¡Saludos Letrilers! Hoy viernes vamos a inaugurar los viernes consejeros que, como ya dije anteriormente, se alternarán con los viernes curiosos. Los consejos que vais a conocer este viernes os interesarán a más de uno, puesto que tienen que ver con la conservación de un objeto que muchos apreciáis: se trata de consejos para conservar los libros correctamente de manera que acaben durando mucho tiempo.

Aquí os traigo los consejos básicos para una buena conservación de los libros:

-El lugar donde vayan a situarse los libros debe tener una temperatura estable alrededor de los 20 grados; de esta manera ralentizaremos las distintas reacciones químicas que lleven a degradar el papel.

consejos-conservacion-libros-interesantes-investigacion-blogs-blogger-Respecto a la humedad del ambiente se recomienda que tenga un mínimo de 30% y un máximo de 
50%.

-Si no es posible cumplir los dos puntos anteriores, es bueno procurar que los libros estén en un espacio donde no puedan sufrir bruscos cambios de temperatura.

-No se deben colocar los libros en un lugar en el que los rayos de sol los alcancen directamente, debido a que la luz solar tan directa y el calor que ésta desprende acaba estropeando tanto las cubiertas de los libros como la estructura de los mismos.

-Los libros deben colocarse en vertical para evitar que se compriman y que el lomo acabe en mal estado.

-No se deben comprimir los libros en la estantería, ya que eso afecta gravemente a su encuadernación.

-Hay un método con el que sacar los libros de la estantería sin que éstos sufran daño alguno. Se deben empujar los libros que se sitúen a sus lados hacia atrás y después se toma el tomo deseado por las tapas, no por el lomo; para evitar que éste acabe rompiéndose.

-Es recomendable limpiar las estanterías donde se sitúan los libros periódicamente.

- A la hora de quitar el polvo de los libros se debe utilizar la aspiradora o un paño; no hay que sacudirlos.

-Para ahuyentar diversos insectos de los libros se pueden colocar saquitos con mezcla de especias (clavo, pimienta, orégano, comino…) en el lugar donde se sitúen los mismos.

-Si llega el caso en el que alguna parte del libro se rompa no se debe utilizar cinta adhesiva para su reparación, puesto que ese elemento provoca muchas manchas y daña tanto el papel que puede llegar a hacerlo desaparecer.

-Si un libro se encuentra en mal estado no intentéis arreglarlo por vuestra cuenta, debido a que podéis generarle daños irremediables. Si el libro es muy importante para la persona, lo mejor es acudir a un restaurador profesional.

Éstos son los consejos de hoy ¿Os han gustado?  ¿Los conocíais? ¿Aplicáis todos los consejos? Escribirlo en los comentarios:)